RELLENOS FACIALES

Los rellenos faciales, también conocidos como  rellenos dérmicos o “Dermal Fillers” por su nombre en ingles son de carácter temporal y se realizan administrando sustancias permitidas a través de unas pocas inyecciones en  áreas específicas de la cara. Su objetivo principal es la reposición volumetrica donde sea necesario, destacandose las areas correspondientes a los surcos nasogenianos, surcos nasoyugales y labios.

Varios tipos de rellenos faciales están disponibles en el mercado y  cada uno está diseñado con uno o varios propósitos, tales como la reducción de arrugas y aumento de labios.  La utilzación de la propia grasa del paciente como relleno ha tomado fuerza en los ultimos años y presenta como fortaleza un resultado mas duradero o definitivo en algunos casos, no obstante es importante recalcar al paciente que parte de esta grasa inyectada será reabsorbida por su propio cuerpo.

Entre los rellenos mas seguros y permitidos por las agencias de vigilancia sanitaria encontramos el acido hialuronico el cual presenta una duración de mas o menos un año, tiempo en el cual será reabsorbido y una nueva aplicación será necesaria.

Contrario a lo que piensan muchas personas la aplicación de estas sustancias se considera un procedimiento invasivo y debe ser realizado por  un  profesional médico calificado.